Cómo quitar el dolor de espalda

dolor en la parte baja de la espalda, dolor de espalda al respirar, como quitar el lumbago rapido

Causas del dolor de espalda
El dolor de espalda es una dolencia que afecta a 8 de cada 10 personas a lo largo de nuestra vida (según MedlinePlus). Es una de las dolencias más comunes en una consulta médica y, puede variar entre ser un dolor sordo y constante, hasta un dolor súbito e intenso. En muchas ocasiones, no se sabe bien cual es el motivo que provoca ese dolor y, es necesario realizar algunas pruebas diagnósticas. El dolor de espalda puede llegar a ser incapacitante y ser motivo de baja laboral.

Las principales causas pueden ser:

  • Traumatismo por un accidente, por una caída o por una lesión deportiva que provocan inflamación en los músculos de la espalda.
  • Levantamiento de un objeto pesado, que produce presión muscular o de los ligamentos, provocando espasmos musculares dolorosos.
  • Hernia de disco, cuando las vértebras pierden la amortiguación que proporciona el disco vertebral, ejerciendo presión sobre el nervio.
  • Artrosis en los huesos de la columna, asociada a la edad.
  • Irregularidades en la alineación de la columna vertebral, produciendo escoliosis.
  • Osteoporosis, cuando los huesos están frágiles, pueden sufrir fisuras o fracturas por compresión.
  • Mala educación postural cuando estamos sentados, al conducir, al agacharnos, al levantar objetos, o al estar de pie o inclinado durante tiempo.
  • Sobrepeso.
  • Embarazo.
  • Estiramientos excesivos.
  • Giros bruscos de la espalda.


Tipos de dolor de espalda
El dolor de espalda puede ser agudo, cuando dura menos de 6 semanas, o crónico, cuando dura más de 3 meses.
Según su causa, puede ser:

  • Dolor de espalda mecánico: puede afectar al desarrollo de las actividades diarias. Suele ser un dolor sordo y constante o pulsátil a modo de pulsaciones rítmicas. Se alivia con el reposo y empeora con el movimiento.
  • Dolor de espalda inflamatorio: es un dolor crónico que afecta a la calidad de vida de las personas. Puede estar provocado por alguna enfermedad que implique dolor de espalda de tipo inflamatorio, como pueden ser tumores de la columna, infecciones renales, polimialgia reumática o fibromialgia, entre otras. El dolor no suele mejorar con el reposo.


Cómo aliviar el dolor de espalda

El dolor de espalda intenso mejora en unas semanas sin un tratamiento, pero, en ocasiones, el dolor puede estar ocasionado por una afectación que precise de un tratamiento más específico. Generalmente, se puede aliviar con:

  • Medicamentos: los más comunes son los antinflamatorios no esteroideos, siempre bajo prescripción médica y sólo si los analgésicos de uso común no son suficientes para aliviar el dolor. También, con relajantes musculares o analgésicos tópicos a modo de crema o ungüento. Y, para casos más concretos, se pueden realizar infiltraciones de corticoides en el espacio epidural, para ayudar a disminuir la inflamación y el dolor.

  • Fisioterapia: debe ser realizada por un profesional. Permite recuperar la movilidad de las zonas afectadas y aliviar el dolor de manera rápida. Además, nos proporciona información sobre ejercicios o posturas que podemos realizar para evitar el dolor en un futuro.
    La fisioterapia puede ser:

    - Activa: a través de programas individuales, que consisten en ejercicios para mejorar la flexibilidad, la fuerza y la estabilidad de los músculos abdominales, de la espalda, glúteos y movimiento de las articulaciones.

    - Pasiva: cuando el fisioterapeuta aplica un masaje profundo o con estimulación eléctrica a través de unos electrodos (TENS), estos se pegan en la piel y envían una corriente eléctrica suave en los puntos de dolor. Reduce las contracciones musculares y activa la secreción de endorfinas, que son los calmantes naturales de dolor. También, puede colocar un aparato de ultrasonido que, por medio de unas ondas de sonido que llegan hasta lo más profundo de los tejidos musculares, generan un calor suave que facilita la circulación y la curación de las contracturas, inflamaciones, rigidez y dolor.

  • Educación postural: los especialistas han desarrollado una serie de recomendaciones con respecto a cómo debe ser nuestra educación o higiene postural. Es importante aprender e incorporar principios ergonómicos en nuestro día a día para ponerlos en práctica y así, corrigiendo la postura, podremos tener una buena salud y bienestar de la espalda.
    Estos hábitos posturales pueden orientarse a estar:

    - De pie: siempre con un pie más adelantado, cambiando de posición cada rato. Utilizar calzado cómodo de tacón bajo y caminar con la cabeza y tórax erguido.

    - Sentado: manteniendo la columna erguida y alineada, con los pies bien apoyados en el suelo y las rodillas en ángulo recto. Es aconsejable levantarse cada hora y realizar estiramientos.

    - Acostado: es preferible dormir boca arriba y con una almohada debajo de las rodillas si nos duelen y, en caso de no poder dormir, lo haremos ligeramente de costado.

    - Cargando peso: doblando las rodillas, con los pies en una superficie lisa y firme, incorporándose con las rodillas ligeramente flexionadas hasta levantarse. En todo momento, el objeto que se cargue, estará junto al cuerpo, a la altura del pecho.

    - Frente al ordenador: se debe acomodar la pantalla a la altura de los ojos y siempre de frente. Y, apoyar los antebrazos sobre la mesa, sin necesidad de tener que levantar los hombros.

    - Conduciendo: ajustar el asiento para no tener que estirar las piernas para llegar a los pedales y apoyar la espalda contra el respaldo. Las rodillas estarán a nivel de la cadera o por encima.



Más noticias

Nara, seguro de salud, bienestar, seguro infantil

Nara lanza soluciones de salud para responder a la demanda de nuevos perfiles de clientes

Adaptadas a las necesidades de diferentes públicos, desde 8,60 euros al mes, ofrece servicios de bienestar y salud sin compromiso ni permanencia, además de seguros de salud completos

Leer más...

pausas activas en el trabajo, pausas activas dinamicas, pausas activas ejercicios, pausas activas qu

Pausas activas, ¿qué son?

La pausa activa en el trabajo consiste en realizar unos breves ejercicios durante la jornada mejorando el rendimiento y la salud mental en el trabajo

Leer más...

tratamiento del candidiasis, candida albicans, candidiasis en el hombre, candidiasis cutánea

Cándida: ¿qué es?

La candidiasis oral afecta tu salud bucal y puede extenderse a otras partes del cuerpo

Leer más...

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web.