Edema pulmonar: detecta los síntomas a tiempo

edema pulmonar

El edema pulmonar es una acumulación anormal de líquido en los alvéolos de los pulmones, lo que dificulta la respiración. Hace que el intercambio de gases sea dificultoso provocando insuficiencia.
El edema pulmonar puede manifestarse de manera repentina y se conoce como edema pulmonar agudo. Se trata de una emergencia médica que requiere una rápida actuación pues puede causar la muerte de la persona que lo sufre. Sin embargo, cuando se trata de manera rápida, el pronóstico mejora considerablemente. Generalmente requiere aporte de oxígeno y la administración de medicamentos.
Cuando esta afectación ocurre de manera más lenta en el tiempo se le considera edema pulmonar crónico.

¿Cómo se produce un edema pulmonar?
La causa más común del edema pulmonar es la insuficiencia cardiaca. La disminución progresiva de la actividad cardiaca provoca que la presión de las venas más cercanas al pulmón se eleve de manera considerable. A medida que se incrementa la presión de los vasos sanguíneos, el líquido se infiltra en los espacios de los alvéolos de los pulmones. Como consecuencia, el intercambio de oxígeno a través de los pulmones se ve interrumpido dificultando la respiración.
Otras causas pueden ser:

  • Arritmias
  • Miocarditis
  • Embolismo pulmonar
  • Gases tóxicos
  • Infecciones graves
  • Ciertos medicamentos tomados de manera continua
  • Administración excesiva de líquido
  • Realización de actividad física a grandes alturas
  • Insuficiencia del ventrículo izquierdo
  • Infarto agudo de miocardio
  • Insuficiencia renal
  • Neumonía

¿Primeros síntomas o me estoy alarmando?
El primer síntoma que se aprecia es la dificultad para respirar y obtener oxígeno. Puede aparecer al realizar determinados ejercicios físicos y, en los casos más graves, incluso en reposo. La gran cantidad de líquido que se acumula en los alveolos impide que el oxígeno llegue al torrente sanguíneo.
Los síntomas dependen del tipo de edema de pulmón.

  • Edema agudo de pulmón:
    - Dificultad para respirar, siendo en ocasiones extrema que empeora con la actividad o al estar tumbado
    - Sensación de asfixia
    - Tos con esputo espumoso
    - Silbido en el pecho al respirar
    - Piel fría y húmeda
    - Ansiedad, agitación
    - Palpitaciones
    - Coloración azulada de los labios

  • Edema pulmonar crónico:
    - Falta de aire y dificultad para respirar durante la realización del ejercicio
    - Fatiga
    - Edemas en miembros inferiores
    - Aumento de peso rápido
    - Tos nueva o que empeora
    - Sensación de dificultad respiratoria que nos hace despertar por la noche
    - Sibilancias

  • Edema pulmonar de las alturas:
    - Dolor de cabeza
    - Falta de aire durante el esfuerzo físico que empeora durante el descanso
    - Falta de rendimiento físico
    - Tos seca en un primer momento y luego con esputo que puede contener sangre
    - Taquicardia
    - Debilidad
    - Dolor de pecho
    - Fiebre baja
    - Empeoramiento por la noche

Factores de riesgo que deberías considerar
Hay una serie de factores de riesgo que predisponen a sufrir un edema de pulmón como es tener una edad de más de 65 años, padecer problemas cardíacos, hipertensión arterial, diabetes o colesterol elevado.
Otros factores que influyen son:

  • Consumo de tabaco en exceso
  • Consumo de drogas
  • Dieta rica en grasas y sal
  • Estrés
  • Anemias graves
  • Sobrecarga de líquidos terapéuticos administrados
  • Enfermedades cardiacas, renales y respiratorias
  • Enfermedades de las válvulas del corazón

Comienza ya a prevenir un edema pulmonar
En la mayoría de los casos no se puede prevenir el edema de pulmón, pero sí tratar los problemas que lo pueden causar como, por ejemplo, no abandonar la medicación para los problemas circulatorios, llevar una dieta cardiosaludable baja en sal y grasas, llevar un buen control de la tensión arterial y evitar factores desencadenantes como el consumo de alcohol y drogas. No tomar determinadas medicaciones sin supervisión médica como los antiinflamatorios no esteroideos, betabloqueantes, antiarrítmicos. Y, también se debe mantener una rutina de actividad física, control del peso corporal y hacer revisiones médicas rutinarias.




Más noticias

causas de la infertilidad femenina, diferencia entre esterilidad e infertilidad, esterilidad en el h

Diferencias entre infertilidad y esterilidad

En este artículo te vamos a hablar de las diferencias entre infertilidad y esterilidad, además de contarte las causas de estos problemas, no te lo pierdas

Leer más...

sara

Sara Sorribes, preparada para París: "Competir en los Juegos Olímpicos es un sueño hecho realidad"

La tenista castellonense, patrocinada por Nara Seguros, se prepara para su debut en la competición que comienza el 26 de julio

Leer más...

alveolitis seca, alveolitis humeda, alveolitis seca tratamiento, la alveolitis se cura sola

Alveolitis: Síntomas y tratamiento

En este artículo te vamos a hablar de la alveolitis sus posibles causas y los síntomas que tiene este problema

Leer más...